Controlar la hipertensión arterial podría retrasar el desarrollo de alzhéimer y demencia vascular

Las mejoras en las técnicas de imagen ha perrmitido constatar que la presión arterial elevada provoca lesiones isquémicas de muy pequeño calibre que penetran en el cerebro y que se acompañan de deterioro de las funciones cognitivas.

Ver noticia completa…