El consumo de fibra tras un infarto reduce el riesgo de muerte en un 25%

Una investigación estadounidense muestra que, por cada aumento de 10 gramos diarios de ingesta de fibra, desciende en un 15% el riesgo de fallecer durante los 9 años siguientes al infarto.

Ver noticia completa…