Cómo salvar una vida con tus manos

Se calcula que cuando una persona sufre un paro cardiaco, sus posibilidades de supervivencia disminuyen un 10% cada minuto que pasa si nadie inicia la reanimación cardiopulmonar. Por eso, la rapidez resulta clave en este tipo de situaciones. Lo primero es llamar al 112 para pedir ayuda alertando a los profesionales sanitarios de lo ocurrido. Sin embargo, nuestra actuación no debería terminar ahí.

Ver noticia completa…

“A día de hoy Mimocardio es mucho más que una palabra bonita”

Los estudios de prevención secundaria como el Euroaspire IV siguen mostrando que si bien cada vez son más los pacientes con fármacos prescritos según las guías tras un evento cardiaco, ello no se traduce en mejores objetivos de prevención secundaria. Es decir, un 80% de los pacientes que han sufrido un infarto toma estatinas, betabloqueantes, Iecas, etc., pero solo el 30% tiene LDL en objetivos, la mitad sigue fumando y un 30% son obesos. ¿Cómo es posible? ¿Falta información sobre la enfermedad cardiovascular? No parece, pues nunca ha sido tan fácil el acceso a la misma. Probablemente lo que sigue fallando es la comunicación de dicha información al paciente y la implicación de los pacientes en su autocuidado.

Ver noticia completa…